Abril (4)

rrg para webRenault es uno de los principales sponsors rugbísticos de Francia, patrocinando a más de 150 clubes (entre ellos, varios del Top 14 como Bordeaux, Clermont, Brive, Castres, Stade Français...). Su filial Renault Retail Group (RRG) en España es uno de los patrocinadores más importantes de nuestro club; Claude Ingaud-Jaubert, director general de RRG y rugbyman del sur de Francia, nos detalla alguna de las líneas de esta colaboración 

¿Podría presentar RRG a los aficionados del Liceo que no la conozcan?
Renault Retail Group (RRG) es la filial de distribución de automóviles de Renault y tiene la misión de comercializar en directo, los productos y servicios de la Marca. RRG ha de ser ejemplar en la gestión comercial, excelente en la Calidad de servicio y ha de ayudar a construir una buena Imagen de Marca. Ser ejemplar en la gestión comercial y excelentes en calidad significa tener mayor número de matriculaciones y mejores resultados en Experiencia Cliente en nuestros territorios que los concesionarios privados. En España, está formada por 18 centros ubicados en Madrid, Barcelona y Levante, con una plantilla de más de 850 trabajadores, un volumen de ventas de 32.000 vehículos nuevos, 4.500 de ocasión y más de 100.000 entradas en taller en 2017. 

¿Consideran que los valores del rugby se identifican con los de su empresa?
Sí, totalmente. El lema de Renault es “Pasión por la vida”. A los seguidores del rugby nos apasiona este deporte y en RRG buscamos la emoción de nuestros clientes y de nuestros trabajadores, aspiramos a crear coches para vivirlos. Además, en RRG hemos lanzado EneRRGise, es una nueva cultura de empresa, un estado de espíritu, es esfuerzo, comunicación positiva que despierta la responsabilidad individual de cada trabajador para ponerla al servicio del grupo, respetando siempre que las personas puedan equivocarse y a la vez anima el  trabajo en equipo, compartiendo objetivos e ilusiones, todo ello como en el rugby. Trabajo en equipo, logros en equipo, disfrutar en equipo, esfuerzo, respeto, responsabilidad, solidaridad son los valores del rugby y son los valores de RRG.     

¿Por qué ha elegido su empresa patrocinar un deporte como el rugby? ¿Y un club como el Liceo?
Por compartir los mismos valores, por ser una empresa francesa y ser el rugby uno de los deportes más seguidos en Francia y en el mundo y, me atrevo a decir, ser el primer deporte en valores. Las historias del Club Liceo y de RRG son muy parecidas. Fue a finales de los años 60 y comienzos de los 70 cuando se empezó a construir lo que hoy es RRG. Han sido años de crecer como empresa, unos más difíciles que otros, y casi 50 años después RRG es líder de ventas en sus territorios y estamos orgullosos también de que Renault sea líder de ventas en España en 2016 y 2017. En otras ocasiones también lo hemos sido y no habría sido posible sin tener muy presentes los valores que compartimos con el rugby. Creo que fue también a finales de los 60 cuando el Club de Rugby Liceo Francés fue fundado en Madrid. Han pasado los años y ahora es uno de los equipos más destacados del país, con jugadores en todas las categorías de la selección española. 50 años de esfuerzo que nos han llevado tanto al Club Liceo como a RRG a ser líderes y ejemplares. Este es el camino y debemos continuarlo.
Personalmente, ¿cuál es su relación con el rugby (aficionado, practicante…)?
Por mi origen del sur de Francia, Perpignan, he practicado este deporte en mi escuela porque no había otra alternativa. En la región de los Pirineos-Orientales el deporte es rugby y sólo rugby. Mi carrera profesional me ha permitido, después de haber empezado en Prades (66) con el hermano de Jean-François Imbernon como entrenador, practicar en Besançon Corpo Militar, en Angers Corpo Militar, en Pontoise y L´Isle- Adam en 2ª y 3ª división. Después, mi carrera internacional me ha facilitado jugar en Bélgica y en México, a los 50 años ja,ja,ja, contra una selección de jugadores argentinos. El rugby para mí y mi familia es más que una religión y, sobre todo, lo que más nos gusta es el tercer tiempo, en el que somos campeones del mundo. He aprendido mucho de este deporte: el respeto a los demás, el colectivo, el trabajo duro, la felicidad, la amistad,…, os lo recomiendo a todos como terapia.    

tercerequipoascenso

Entre los más de veinte equipos del Club, esta temporada ha habido uno que –por resultados y mejora- ha brillado con luz propia: el Senior de Tercera Regional, brillantemente dirigido por Miguel de Vicente; un debutante en los banquillos que se ha ganado el título de ‘entrenador revelación’ y que el año que viene vuelve a la primera línea, tras superar una lesión complicada de rodilla (ver entrevista).

            Los números de este equipo hablan bien a las claras del cambio de este equipo –que este año contaba con un nutrido grupo de jugadores en el banquillo, algo insólito el pasado año cuando las convocatorias siempre iban ‘raspadas’-: en la primera fase, 11 victorias y sólo una derrota, siendo el equipo con mejor ataque (¡63 puntos de media!) y defensa (8 puntos en contra por partido) y 10 bonus ofensivos. La segunda fase arrojó similares números, con 6 victorias y 0 derrotas. Con estos guarismos, los ‘heliboys’ quedaron campeones de Tercera Regional Madrileña (a falta de una jornada) y ascenso a Segunda.

            Algunos de los protagonistas de este grupo heterogéneo, que aglutinaba a veteranos del Club –como el presidente, Alejandro Tostado; el entrenador, Fernando Díez o el director deportivo, Jesús Delgado; Pepito; Peña; Mamouret; Joel; los Díaz de Espada; su mítico capitán Heliano (ver entrevista)-, con juveniles recién ascendidos a senior -como Droulers- o franceses que han encontrado en el Liceo su segunda casa para seguir jugando al rugby –Charles, Julien…- nos analizan el éxito de esta temporada. Un grupo que demuestra que los liceístas juegan al rugby y defienden la camiseta de la misma manera, sea cual sea su edad.

Pierre Mamouret (pilier): “La clave de nuestro éxito ha sido el entrenador Miguel, que ha sabido realizar un gran trabajo social, contactando, motivando y ‘fichando’ a buenos jugadores. Hemos mejorado con respecto al año pasado en que nunca hemos bajado de veinte jugadores en las convocatorias; además, da mucho más gusto jugar en un campo en condiciones que en el patatal de antes. Si el próximo año mantenemos la misma dinámica, podemos acercarnos a los cuatro primeros de segunda y jugar el ascenso. Entre los jugadores que destacaría, citaría a Lucas, Boente, Hinojosa, los hermanos De Espada, Peyró, Patxi. Los jugadores sub18 que pasan a senior, pueden preguntar a Antoine Droulers lo bien que se lo ha pasado este año jugando con nosotros”.

Jorge Garrido ‘Pepito’ (apertura): “La clave del ascenso creo que está en el magnífico grupo que ha montado Miki, entre los que hay muy buenos jugadores, que no voy a enumerar porque me dejaría alguno; con convocatorias que superaban en algunos casos los 20 jugadores y en general un notable compromiso del grupo. Empezamos, como se suele decir off the record, como una casa de putas pero hemos terminado como un verdadero equipo de rugby. Este año se ha mejorado el nivel de los jugadores y el compromiso. No conozco el nivel de la próxima categoría, pero en estos momentos estamos on fire y si el grupo continúa, podemos seguir soñando con el ascenso a 2°A. Es injusto destacar a un jugador, hay muchos que han aportado un gran nivel,  Dani Cristiano, Boente, Gonzalo Díaz de Espada... pero no me quedo con ninguno en concreto, sino con el grupazo que hemos creado y el compromiso de todos”.

Ignacio Peyró (primera línea): “Personalmente creo que la clave del éxito ha sido la implicación que han logrado todo el grupo de entrenadores desde el primer equipo hasta el tercero. Han conseguido el compromiso de mucha gente que otros años ha aparecido menos y de eso nos hemos beneficiado todos. Y fundamentalmente en esa implicación hay que destacar el papel de Miguel, que ha reenganchado a jugadores de su quinta que han subido el nivel y ha sabido mantener a los de siempre. Ha mejorado mucho el compromiso; se han logrado tener convocatorias completas, creo que en todos los partidos, y eso ha sido fundamental. El hecho de tener dos jugadores por puesto disponibles en la posición de 9 o de 10, y una buena línea ha marcado la diferencia en tercera regional. Si logramos mantener a los que hemos estado este año, y cuidar a los jóvenes que suban, estoy seguro que podemos estar en los puestos de arriba y pelear con cualquiera de segunda. Es muy difícil destacar a algún jugador porque ha habido un grupo muy bueno: tenemos a los incombustibles Heliano, Joel, y Pierre; jugadores que han entrado en convocatorias de DHB como Gonzalo Díaz de Espada o Dani "Cristiano" o Paul Torriglia; veteranos que han aportado mucho como Chris, Jesús, Gustavo o incluso Tostado. Los dos 9 y 10 que nos han guiado todo el año (Juan Die/Gonzalo Muñoz y Pepito/Mamoun); jugadores jóvenes que han pasado por la madrileña como Paco o Lucas; los franceses (los dos Charles y Julien); el grupo al que ha reenganchado Miguel con Charli, Jorge, Quique, y otros como Leandro, Diego, Nathan, Sever, Lucho, Franky, Antoine, y todos los del B que han querido bajar... En definitiva ¡todos!. A los sub18 que suben a senior, les animaría a que bajen a entrenar y que no les importe jugar en ninguna categoría; con el nivelazo que tienen, los chavales ya irán escalando, y mientras… que disfruten de los terceros tiempos y de los ¡domingos tontos!”.

Jesús Delgado (“no tengo posición, mi rol ha sido completar convocatorias, por lo que estoy muy agradecido al entrenador por darme minutos”). “La clave del éxito de este equipo ha sido una dinámica de grupo muy positiva, con la aportación de jóvenes jugadores con ‘formación Liceo’, la solidez y constancia de los veteranos y un liderazgo muy positivo por parte de Miguel. Destacaría la aportación colectiva de todo el grupo, todos han aportado lo que han podido: no se puede pedir más”.

Charles Calviac (centro): “Llegue a Madrid hace 6 meses y encontré este equipazo que me ha abierto los brazos como una nueva familia. El próximo año estoy seguro que vamos a jugar de nuevo los play off, porque lo que me encanta en este equipazo es el ambiente y estoy seguro que vamos de nuevo a mover montañas. Quería mostrar mi agradecimiento sobre todo a dos personas: Miguel por su tiempo, su visión, su confianza y sus discursos antes de cada partido; y Heliano, por su talento y su capacidad para liderar”.

Joel Corral (primera línea). “Este año el grupo ha estado muy comprometido, con suficientes jugadores disponibles en cada partido y además ha sido clave la gestión del grupo por parte del entrenador. La labor de Miguel ha sido fundamental, contar con un solo responsable del equipo (a diferencia de temporadas pasadas donde había dos personas que intercambiaban entre el B y el C) ha sido fundamental. El míster ha sabido dar cohesión a un grupo de jugadores con potencial pero un poco relegados/olvidados dentro de la organización del Liceo. Nuestro papel el año que viene dependerá de la continuidad del grupo actual y de la estructura que se le quiera dar al equipo; deberá contar con un entrenador comprometido y responsable en la misma línea que esta temporada, pero al mismo tiempo se requiere el compromiso del club con el proyecto del equipo C. Entre los nombres propios destacaría a  Quique Boente, Juan Die y Lucas Ruiz por su calidad y actitud; y Gonzalo Díaz de Espada, por la experiencia. Por último, creo que debería haber una actividad dentro del club para captar jugadores que vienen de categorías inferiores, de manera que se sientan integrados en los equipos senior y que sepan que pueden continuar jugando en el Liceo”. 

Carlos Gómez Cernuda (centro): “Estoy seguro de que todos mis compañeros coincidirán conmigo en decir que la clave de nuestro éxito, sobre todo, ha sido el gran bloque que hemos creado, la unidad y amistad que se respira en el equipo. Lo que más he apreciado, con respecto a los años que llevo en el equipo C, es el compromiso de cada uno de los componentes, tanto entrenador como jugadores. Nuestro objetivo el año próximo es ir a por el campeonato; sin duda alguna, seguiremos con la misma línea de este año; para todos nosotros ha sido un placer jugar esta temporada y tenemos la misma ilusión. No soy capaz de recordar a ningún jugador que destaque en solitario, es una labor de equipo. Si alguien ha ido a ver algún partido sabrá que todos hemos destacado y contribuido de alguna manera, tanto cuerpo técnico como jugadores. Nuestro  entrenador es bastante claro en ese aspecto  y siempre nos recuerda que todos hemos sido claves”.

Gonzalo Díaz de Espada (segunda). "La clave de todo ha sido la cohesión y regularidad del grupo,ha habido un núcleo muy nutrido y recurrente. La cohesión que mencionaba anteriormente, se ha creado un sentimiento de grupo y de equipo que no he visto en años anteriores. En esto creo que ha sido clave el trabajo de Miguel, que es evidente, pero también de los delegados, cuya labor es a veces poco visible pero esencial y con los que hemos compartido todas las alegrías de la victoria. Son una parte imprescindible del grupo. Heliano Madrigal, es un claro ejemplo de lo que a cualquiera le gustaría ser en el futuro, pero hay varios jugadores que constituyen una guía para otros que todavía se están desarrollando, tanto adelante como atrás y que tienen muchas horas de vuelo, no voy a enumerarlos pero se sabe quienes son. Creo que hay que destacar la evolución de la disciplina y de la mentalidad guerrera de todos los miembros del grupo. En el ultimo partido habían desaparecido los gestos futboleros que constituyen la marca de la casa de cualquier pandilla y no de un equipo de rugby. Por último, creo que debo mencionar a tres jugadores que a mi personalmente han hecho que me merezca la pena cada partido que he jugado porque disfruto como un enano: dos son de los mayores destructores de juego y trolls en el campo, Leandro y Chris, me parto de la risa viendoles sacar de quicio y rompiendo la concentración contraria. Por último, mi hermano, que este año se ha animado a repartir un poco de estopa con nosotros y que ha demostrado ser tan recio como el que más.

Dani Sever (ala). "Más calidad, mejor físico y más compromiso por parte de los jugadores y el cuerpo técnico, en comparación con nuestros rivales, han sido nuestras principales armas. Aún es pronto para saber nuestro papel el año que viene. Destacaría a Juan Die por su calidad, dentro del grupo". 

Gracias a todos por contestar, un equipo del que nos sentimos orgullosos y que en el 50º Aniversario del Club mantiene viva toda nuestra esencia: amistad, compromiso, buen rugby y ¡domingos tontos! #AllezLycée

playoff1

Ayer, el Liceo volvía a demostrar ser una gran familia. La pérdida de un hermano como Burga, uno de los nuestros, congregó a muchísimos de los que hemos vestido la camiseta del casco alado: desde los ‘orginals’ de 1968, como Javier Bacle a los más pequeños de la Escuela; pasando por el equipo femenino; los veteranos (Javilón, Julito, los hermanos Gutiérrez, los Esteban, Joinse, Josepa, Cami, el negro, Emilio Montoro, de la Osa, el charrito, Pico, Manolo, Viedma, Mazo, Chun, Ángel Luis, Loco, Fernando Tejada, Yate, Pablo Berra, Luis de la Osa, Mitre, Gomino, Ballester, Jotaele…); gente de otros clubes (como el capitán de los leones, Jaime Nava; o los canoístas Salazar y Chicho y Juanito Anaya, de Alcobendas); los amigos de Físicas de Burga (Ufo, Jorge, Jaime Lahoz, Tete, Mundi…); los Blue Hooligans, jugadores senior comandados por Nathan (Aguinaga, Miguel de Vicente, De Ramón, Torriglia, Izquierdo, Ciro,  Iglesias, Cepa, Mamouret, Luismi, el lesionado Antón, Patxi, Puras…); los sub 18 (con Germán y Gabás); los sub 16 (Vázquez, Rodri, Tom, Gon, …), sub 14 (Hugo Sanz,  Vassili…), los benjas en pleno (Jimmius, Antona, Perry, Viti, Bosco, Miguel, Mateito, Aragón, Bankia, Sampeter, Alexis…) y muchos más enanos; socios (como el incondicional Santi); la directiva en pleno; muchos padres y madres de jugadores en activo (Carlos, Virginia, Emma, Marie, Jesús, Blanca, Paco, Richi, Miguel, Laura…); muchos patrocinadores (con una nutrida representación de Renault y la directora de Delphos, entre otros); los amigos de Pernod Ricard (Charlie, Maico, Manolo, Miguel…) y un montón de gente más a la que pedimos disculpas por no citar. Todos estuvimos presentes en el acto de homenaje a Burga, donde su mujer Linda recibió camisetas, flores, fotos y un gran aplauso por sus cariñosas palabras. El Urtubi vivió un espectacular domingo de playoff, con la grada abarrotada por la #MareaAzul y muchos reencuentros y un gran partido ante un rival histórico como el Ciencias ; todo para recordar al gran Burga.

Crónica. Liceo, 13; Ciencias, 28. Primer partido del playoff de ascenso a División de Honor

Alineación. Pepe Anaya, Nacho López ©, Matthew Mandioma, Alejandro Ratier, Philippe Ojea, Alex Bazzoli, Damián España, Diego Carvajales; Carlos Cuerda, Robert Springall, Julien Marin, Facundo Rutolo, Cyprien Garrouteigt, Ricardo De Ramón y Daniel Andry. También jugaron George Bucur, Caballo, Pisco Couret, Iñigo Abarca, Carlos Santacruz. No utilizados: Reem, Juan De Soto, Negro Migliore.

Anotadores: Anaya (1 ensayo) y Facu (1 transformación y dos golpes de castigo)

Y después, el partido. Tras el minuto de silencio, Liceo y Ciencias se metieron en una auténtica batalla campal, en la que los locales se llevaron la peor parte, con una derrota merecida (aunque quizá los quince puntos de diferencia finales fueran demasiado castigo, sin que suene a excusa de mal perdedor,…). Salió en tromba el Liceo, golpeando con los incisivos Matthew y Damián y un extraordinario Bazzoli –sin duda, el MVP del Liceo-, con un claro dominio en 22 visitante, fruto de ello se produjeron dos golpes que pasó Facu en el 6 y en el 17 para el 6-0. Muy serios los de Fernando y Noé en el estático y muchas ganas en los primeros compases del partido, que se estrellaron contra una buena defensa y produjeron un desgaste físico que fue determinante en la segunda parte. Pero el Ciencias es mucho Ciencias, con un bloque sólido y unos refuerzos muy desequilibrantes, fue precisamente su fichaje Apineru el que conseguía un fácil ensayo bajo palos que transformó su infalible pateador (min 19. 6-7). Con ventaja en el marcador, los de Manuel Mazo controlaron muy bien el partido –como ya hicieran en el partido de la primera vuelta- y aumentaron su ventaja con otro golpe del argentino Matías Frutos para llegar con 6-10 al descanso.

El corazón y las ganas del Liceo le permitieron conseguir un ensayo al principio de la segunda mitad, gracias al portento Pepe Anaya (13-10), pero un error defensivo en una touche permitía al joven medio melé Miguel Reina ensayar en el banderín, marca que fue transformada con otro patadón para el 13-17 a falta de media hora del final. Mucho desgaste físico en este tramo del partido, con varios cambios en el Liceo, que lo intentó pero no pudo llegar. En los últimos diez minutos, un ensayo de maul del Ciencias y dos golpes dejaban el marcador en el definitivo 13-28. El Liceo se dejó todo en el campo, pero no pudo con un equipo muy armado y con mucha mucha experiencia en el timing del partido. Quince puntos para remontar el próximo domingo en la Cartuja, a entrenar #YoCreo (en www.facebook.com/crliceo podréis encontrar galerías de fotos de Manu, Begoña y Javi; así como declaraciones en vídeo de Noé y Fernando).

El sábado, hubo triplete senior con victorias abultadas del femenino y los equipos de primera y tercera (ante Dulcinea, Alcalá y Mad Boadilla); los s12 azules lograron clasificarse para las semifinales Oro del Autonómico (completando el póker de nuestras categorías inferiores en competición: cadetes, infantiles, alevines y benjamines jugarán la final four de Madrid) y los pres viajaron al Torneo del Vrac donde también se dedicó un minuto de silencio a Burga.

playoff2

finalistas copa

El equipo de la Temporada 1989 que superó al Ciencias en los dos partidos de semifinales y alcanzó la Copa del Rey. De pie, de izquierda a derecha: Santiago Santos, Javilón Aguiar, Josepa Antona, J.L. Galán, Capi Martín, Fernandito Mazo, Avelino, Jorge Gutiérrez, Juanfran Neyra, Manolito Viedma. De rodillas: David Esteban,Pablo Berra, Juanqui Aguado, Dominique, Paul Mielgo, Tomi García, Emilio Esteban, Joinse Alcalde, Emilio Montoro y Carlitos Bravo.

1989. El año que caía el Muro de Berlín; Nintendo lanzaba la Game Boy; se estrenaba el primer episodio de Dragon Ball; China veía la revuelta de Tiananmen; Felipe González era re-elegido presidente; Perico Delgado ganaba la vuelta; pagábamos con pesetas; moría en accidente de tráfico el pivot Fernando Martín; se fundaba el diario 'El Mundo'... y -en abril- el Liceo superaba al Ciencias de Sevilla en los dos partidos de su eliminatoria de semifinales de Copa del Rey.

Por aquel entonces, la competición copera la disputaban equipos de la División de Honor y de Primera Nacional-categoría en la que acababa de imponerse con claridad el Liceo para ascender en la temporada 1990-1991-.

El equipo de Hortaleza estaba dirigido por Pablo Lázaro y capitaneado por el actual seleccionador del XV del León, Santiago Santos; con sólo un foráneo en sus filas -el centro inglés Dominique, amenizador de los terceros tiempos con su versión 'Twist and shout' de los Beatles y el mítico 'Swing Low, Sweet Chariot'-, el equipo de ese año aunaba la experiencia de veteranos de mil batallas -como Juanfran Neyra, el alma máter del histórico pub de la calle Quiñones: Tercer Tiempo-; una melé muy sólida con Javilón Aguiar -otro de los reyes del postpartido con 'La Paella'-, Avelino, el talona Manolito Viedma, Galache, Jorge 'Paquete' Gutiérrez, los durísimos alumnos del Liceo JotaEle Galán y Capi Martín -hoy delegado del senior de DHB-, un ocho magistral como Fernandito Mazo y un jovencito Josepa Antona (internacional en las categorías inferiores y hoy entrenador de nuestra escuela). La charniere liceísta probablemente fuera una de las mejores que haya tenido nunca el Club, con Tomi García -ex seleccionador nacional y hoy míster del FC Barcelona de rugby- y el periodista Paul Mielgo -'la pierna', un pateador que mandaba los pesados balones wallabys de 22 a 22 contraria-; la línea estaba compuesta por excelentes placadores como Joinse Alcalde, David Esteban, Carlos Bravo; junto a los veloces Berra y Montoro, y cerrába el equipo atrás, el seguro Emilio Esteban.

Con esta plantilla, el equipo se presentaba en semifinales de Copa ante un equipazo de la parte alta de la tabla de División de Honor: el Ciencias de Sevilla. Con delanteros internacionales con un físico impresionante -como Bosco Abascal, el segunda rubio Marco Antonio Justiniano, o el durísimo flanker 'Canijo'- y unos tres cuartos de altísimo nivel como los hermanos Torres Morote o el apertura zurdo Miguel Sánchez. Claros favoritos de medirse en la finalísima de Copa ante el vencedor del Cisneros - Santboiana.

Y llegó el primer partido en el viejo estadio de Chapina -el último encuentro que se disputaba en ese terreno: las obras de la Expo del 92 obligaban a demoler esas instalaciones-; el Liceo formaba con Javilón, Manolito, Avelino, JL, Jorge (Galache), Santi (c), Mazo, Josepa; Tomi, Paul; Berra, David (Bravo), Aguado, Alcalde y Emilio y llegaba al descanso con un sorprendente ¡0-15! a favor con un ensayo de Tomi y otro de la delantera, transformados ambos por Paul y otro golpe del apertura del casco alado (no se equivoca el cronista, los ensayos valían 4 puntos, no cinco como hasta ahora). La reacción local no fue suficiente en la segunda parte y Paul Mielgo se hinchó de patear balones fuera, al final 14-15, con victoria visitante.

Un punto era una cantidad demasiado exigua para defender el resultado; máxime ante un equipo científico, con muchas ganas de disputar la Copa y que -con el mismo grupo- en los noventa se convertiría en el mejor equipo del rugby nacional ganando ligas, copas del Rey y Copa Ibérica. El Urtubi vivió ese día uno de los mejores partidos del Club: el Ciencias empezaria ganando por 0-3, pero los de Lázaro remontaron hasta ponerse 15-3, un ensayo de Morote transformado por Sánchez dejaba el 15-9 en el descanso. Golpe de Paul para adelantarse, pero Ciencias volvía a anotar un ensayo transformado con los mismos protagonistas y otro golpe: 18-18, a falta de diez minutos. Dice la hemeroteca que fue Santi el que anotaba el último ensayo ante el delirio de la grada y dejaba el marcador en 22-18 final, con el pase asegurado a la final de Pamplona.

Contactamos con algunos de los protagonistas de entonces para revivir ese playoff. El apertura Paul Mielgo ofrece una anécdota impagable de nuestro seleccionador actual: "Recuerdo que en el sorteo entre capitanes justo antes del partido en Sevilla nos tocó sacar y a ellos elegir campo. Contraseña de Santi en el vestuario antes de saltar a la Cartuja: "Sacamos, pero directamente fuera para que pidan melé al centro y les arrasamos". Así fue (nunca antes habia hecho un saque 'erróneo' intencionadamente). La primera línea del Ciencias acabó en esa melé pedaleando en el aire. La delantera del Liceo se hizo respetar desde el minuto uno".

Manolito Viedma habla de la dureza de ambos partidos: "Me acuerdo más del partido de ida, creo que fue el último partido que se jugó en ese campo antes de que lo derribaran para la construcción de la Expo. Salimos muy centrados y ordenados sin cometer errores ni complicarnos la vida y llegamos al descanso ganando. Tras el descanso salieron a muerte y nos costó mucho aguantarlos; Bosco Abascal empujó la remontada de los sevillanos y acabamos ganando de un punto. En la vuelta dominamos mucho más nosotros con un partido muy duro en delantera y faltando poco tiempo robamos una melemuy cerca de su marca con salida de Fernandito de ocho y acabo la jugada con ensayo en el banderin".

Por último, el ala -y actual directivo del Club- Pablo Berra rememora la intensidad de la eliminatoria y la emoción de superar la eliminatoria: "Fue mi primer año en el Liceo, y en el rugby federado (hasta entonces solo había jugado en universitaria). De aquella eliminatoria recuerdo el ambiente de Sevilla, como siempre muy bullicioso y bastante cañero. El partido fue duro y se jugó sobre todo delante. Los tres cuartos tuvimos menos participación, sobre todo en la segunda parte donde nos pasamos buena parte del tiempo viendo patear a Paul y recibir saques de 22 a JL. Del partido de vuelta recuerdo el ensayo final de Santi muy cerca de donde yo estaba. Eran los últimos minutos y ese ensayo decidía la eliminatoria. Yo lo celebré levantando los brazos y Santi me “regañó” diciéndome que no hiciera gestos y me volviera para nuestro campo. Una lección de valores de rugby a un recién llegado a este deporte por parte de nuestro seleccionador".

29 años después, este domingo se medirán los mismos protagonistas en una doble eliminatoria, esperamos que este duelo sea igual de recordado y entre en la historia de nuestro Club, como lo fuera áquel de 1989. #AllezLycée

Ver enlace al dossier de prensa con recortes de prensa de las ediciones sevillana y madrileña de ABC (éstas últimas firmadas por un insigne liceísta como Domingo -'Nano'- Pérez, hoy presidente del Soto de Real RC). 

collage ciencias

La prensa deportiva de la época y el ABC en sus ediciones de Sevilla y Madrid se hicieron eco de la gesta liceísta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. | Mapa WEB